Definir una estrategia visual de marca

Definir una estrategia visual de marca
11 febrero, 2021 CG Alborada
Por Blog Alborada

Definir una estrategia visual de marca

Estrategia visual de marca

La mínima dedicación que muchas marcas prestan, en el área corporativa, a sus diferentes representaciones gráficas y visuales provocan que el usuario reciba mensajes diluidos y confusos.

Dicho de otra manera: Es vital, si queremos crear una gran marca que genere confianza, cuidar al máximo cualquier tipo de representación visual corporativa. Incluso si nuestro logo tiene que aparecer en una carta de alegación dirigida a la Agencia Tributaria (¡Dios no lo quiera!)

En esta breve entrada te mostramos porqué y cómo integrar este aspecto en un plan de marketing. Igualmente te mostramos los pasos de la cadena de desarrollo de un proyecto visual offline.

El impacto visual es el primer mensaje no verbal que el público recibe de nuestra marca

Por poner un símil muy ilustrativo, diremos que el mensaje visual se transmite a velocidad de la luz mientras que el mensaje contextual lo hace, segundos después, a la velocidad del sonido. Por ello es vital que ese “haz de luz” sea lo más comunicativo posible.

De ahí la importancia de definir claramente una guía de aplicación que lance correctamente y a los cuatro vientos, dicho mensaje. Independientemente del medio o soporte donde estemos presentes.

En el mundo online es más fácil de gestionar estas representaciones ya que el mensaje queda supeditado a unas reglas muy claras: entornos 2D, límites de pantalla, representación “finita” de colores, etc.

Sin embargo es en el mundo offline donde empezamos a explorar otra dimensión. Un universo infinito lleno de texturas, materiales, volúmenes, tipos de impresión, etc.

Aquí, en este universo offline es donde debemos aplicar todo nuestro cuidado en ser, sobre todo, coherentes y muy exhaustivos para evitar que nuestra presencia de marca no se diluya.

¿Cómo definir una estrategia visual offline corporativa?

Evidentemente, el plan de marketing general y los principios estratégicos de nuestra compañía deben ser la base fundamental donde se sustenten cualquier paso posterior que abordemos.

En esta fase entendemos que, en primer lugar, tenemos ya desarrollado el manual de marca e identidad corporativa. En caso de que no fuera así, antes de seguir abordando fases, deberíamos de definirlo claramente (ya sea inhouse o apoyándose en un servicio especializado).

Como primer paso, y guiándonos sobre los objetivos y previsiones de empresa, estableceremos un calendario donde poder identificar, a priori, todas aquellas necesidades “programadas” que ya podemos abordar (eventos, campañas, temporadas, acciones internas, etc.). Sobre este calendario pre-establecido podremos identificar las necesidades concretas que nos pueden surgir en cuanto a producción y desarrollo de piezas offline. Evidentemente no podemos tener en cuenta urgencias como la de esas llamadas de voz angelical que empieza diciendo… “Para mañana necesito ______ (añádase lo que proceda en tu caso)“

Es en este punto donde necesitarás, si realmente quieres destacar y diferenciar tu marca cualitativamente de la competencia, la ayuda de una empresa experta en comunicación visual y soluciones gráficas. Esto es debido a la revolución que el sector gráfico ha experimentado en los últimos años. En cuanto a opciones de marcaje, materiales, empaquetados, etc. Trata de buscar en el mercado empresas de confianza, certificadas y que cubran toda la cadena de desarrollo de proyectos, desde la conceptualización hasta la entrega e instalación.

La cadena de desarrollo de un proyecto visual

Seis son los eslabones que una cadena integral de desarrollo de proyecto visual debe abordar:

  • Conceptualización, definición y proyecto: donde intervienen creativos y expertos en impresión y marcaje.
  • Fase de diseño: donde ideamos todas las piezas en base a la especificaciones de concepto creativo.
  • Fase de preproducción: donde el equipo técnico se encarga de que el proyecto definido sea imprimible, personalizable y se adapte a cada soporte y canal.
  • Fase de producción: se desarrollan las piezas procedentes de maquetas reales. La correcta elección de los materiales y la forma de impresión es vital para obtener un producto final de alta calidad.
  • Logística: Servicio completo y adaptado al proyecto Incluyendo empaquetado, almacenaje y distribución.
  • Instalación: Equipos de instaladores especializados en arquitectura ferial, instalaciones permanentes, etc.

¿Deseas que te asesoremos sobre estrategia visual? Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo.

He leído y acepto la política de privacidad